Toyota ha revelado una variante eléctrica de su SUV compacto exclusivamente para el mercado chino.

Presentado en el Shanghai motor show junto a los idénticos Izoa, que serán producidos por la empresa china FAW, el C-HR EV saldrá a la venta en 2020. 

El nuevo modelo, anunciado por primera vez en el Salón del Automóvil de Pekín, es el primer Toyota eléctrico disponible en China y el primero en utilizar la nueva plataforma TNGA de la firma, tal y como aparece en el nuevo Corolla.

El rendimiento y los detalles de la cadena cinemática no están confirmados, pero las sutiles revisiones de estilo, como la ausencia de una rejilla frontal, diferencian al nuevo EV de su hermano que funciona con combustible convencional. 

La presentación es el primer paso en el plan de Toyota para introducir 10 modelos electrificados en China en los próximos cinco años, en línea con los requisitos del gobierno chino para que los fabricantes electrifiquen un porcentaje de sus líneas de productos.