La tecnología Black Chili se desarrolló en el mundo del ciclismo, donde los parches de contacto de los neumáticos finos son aún más pequeños. Su nombre se debe a la versión refinada de Black Carbon utilizada en el compuesto, así como a la forma en que el chile se incrusta y se adhiere a los poros de la lengua.

De hecho, así es exactamente como funciona Black Chili. Su compuesto microflexible ayuda a que la superficie del neumático se flexione para adaptarse a pequeñas ondulaciones en la superficie de la carretera, mientras que las uniones atómicas microscópicas se agarran a unas ventosas diminutas, como en las patas de un geco, para conseguir la máxima adhesión. Los polímeros de cadena corta dentro del compuesto también absorben las vibraciones de alta frecuencia que atraviesan el neumático durante el frenado, mejorando el rendimiento de la distancia de frenado.

Los beneficios del compuesto Black Chili de Continental incluso se extienden a la eficiencia del combustible. Los polímeros de cadena larga que se encuentran en lo profundo de la estructura del neumático absorben las vibraciones de baja frecuencia causadas por un neumático que gira a alta velocidad, lo que le ayuda a “funcionar” más fácilmente, reduciendo su resistencia a la rodadura y mejorando el ahorro de combustible.

Centrado en el rendimiento – en cada área

La avanzada tecnología de la gama de neumáticos Black Chili de Continental no se limita al compuesto en sí. Continental tiene una gran cantidad de otras soluciones de alta tecnología que mejoran el agarre, la confianza en el manejo y la eficiencia del combustible, así como la reducción del ruido de la carretera, todo lo cual hace que la conducción de coches de alto rendimiento sea más divertida y atractiva.

El neumático de alto rendimiento SportContact™ 6 de Continental, por ejemplo, ha sido diseñado para ofrecer los niveles máximos de agarre y estabilidad requeridos para los coches deportivos. Su banda de rodadura asimétrica “Force Vectoring” utiliza un avanzado diseño de macrobloque y nervios centrales rígidos que trabajan en conjunto, ayudando al neumático a transferir las fuerzas laterales a través de su superficie durante las curvas para mejorar el agarre y la sensación de conducción.

Del mismo modo, el Adaptive Hybrid Cap Ply de SportContact™ 6 ayuda al neumático a resistir el cambio natural de forma – o “crecimiento” – que se produce como resultado de las fuerzas centrífugas durante la marcha a alta velocidad. Al unir las fibras de alta tecnología Aralon350™, actúa como una segunda banda de acero en el neumático, proporcionando un refuerzo estructural adicional.

El neumático PremiumContact™ 6 de Continental, por otro lado, mejora el refinamiento y el confort de conducción, sin comprometer el rendimiento. Basado en el SportContact™ 6, presenta un dibujo de la banda de rodadura más suave y rígido que reduce el impacto del ruido de la carretera, ideal para coches eléctricos como el Jaguar I-PACE o el Tesla Model S, que añaden a su impresionante aceleración la ventaja de un funcionamiento silencioso del motor.

La avanzada tecnología ContiSilent™ de Continental, disponible en la gama ContiSport Contact™5, añade un inserto de espuma de poliuretano en el interior del neumático, que absorbe las ondas de choque de la carretera, reduciendo el ruido interior del vehículo hasta en 9 dB.

Mantenerse más seguro en la carretera

Los neumáticos Black Chili de Continental ofrecen incluso un último escudo de seguridad. ContiSeal™, por ejemplo, sella los agujeros de pequeñas perforaciones de elementos como clavos, incluso si el objeto mismo se desplaza.

El sistema Supporting Run-flat (SSR) de Continental lleva esto un paso más allá, utilizando un flanco reforzado para evitar que el neumático se aplaste entre la llanta y el suelo en caso de un pinchazo más dramático.

Ambas características facilitan el cambio del neumático en caso de necesidad, o incluso mantienen el neumático inflado el tiempo suficiente para conseguir una sustitución – una ventaja adicional es que no es necesario llevar un neumático de repuesto pesado, lo que afecta negativamente tanto a la maniobrabilidad como a la eficiencia del combustible).

Ya sea que se trate de un mayor agarre, un manejo más seguro, una mejor economía de combustible, una conducción más refinada o incluso una conducción más segura, estas son sólo algunas de las tecnologías de Continental sobre las que nuestros lectores de Autocar estarán descubriendo más información en la propia Black Chili Driving Experience. Así que, asegúrate de unirte a nosotros en Autocar cuando el viaje comience el lunes 1 de julio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here