Aprovechando que las buenas temperaturas han llegado a las costas de Málaga, Mayte Zaldívar y su novio, Fernando Marcos, han disfrutado de un paseo cerca de su domicilio, en Marbella. Protegiendo sus rostros con sendas mascarillas, la pareja ha recorrido a pie  del paseo marítimo. Apenas se les podía ver las caras, pero poco han tardado los vecinos y otros paseantes en reconocer su identidad. Son personajes bien conocidos en la ciudad, donde su salida no ha pasado inadvertida.

Ataviados con pantalones cortos y zapatillas deportivas, Mayte y su novio se han dejado ver después de diez semanas confinados en su domicilio. En todo este tiempo, la exmujer de Julián Muñoz ha estado muy inquieta por el futuro de su negocio. Esto la ha hecho pasar confinamiento lleno de preocupaciones. La crisis sanitaria ha obligado a echar el cierre a Puesto 85, el gastrobar que regenta junto a su pareja en el Mercado Municipal de Marbella. Abrieron el local en el año 2017. Mayte se ocupa de la cocina. Ella es la responsable de preparar platos tan variados como tortilla de patatas con algas, empanadas al estilo japonés, falso maki de atún o salmón con espuma de arroz. Fernando, por su parte, se hace cargo de la gestión del negocio. También venden platos preparados a domicilio, así como productos gourmet. Pero las restricciones de movilidad y de apertura de locales tomadas por el Gobierno como consecuencia de la pandemia los ha obligado a hacer un forzoso parón en su actividad económica.

Mayte Zaldívar, preocupada por su futuro económico

Cuando se decretó el Estado de Alarma, el pasado 14 de marzo, la pareja no contaba con tener que cerrar las puertas de su establecimiento. «No es un cierre programado, por lo que previamente había hecho acopio de comida, pagado a proveedores. Nos pilló sin habernos preparado y es un palo«, confesaba en exclusiva en una entrevista a SEMANA.

Ante la situación que asola al país, a Mayte y Fernando no les quedó más remedio que acogerse a un Expediente de Regulación de Empleo Temporal. «Tenía una persona que venía de vez en cuando y estaba yo con mi pareja también. Hemos tenido que hacer un ERTE porque así me lo aconsejó mi gestor. Al final es un negocio muy pequeño y piensa que somos autónomos», explicaba a esta revista.

Una vida intensa, llena de reveses

La que fuera esposa del exalcalde de Marbella lleva varios años disfrutando de una vida tranquila y sin sobresaltos, alejada de la tormenta mediática de la que fue protagonista después de que Julián Muñoz la dejara para comenzar una relación con Isabel Pantoja. Tras recorrer los platós de televisión contando como el exedil llegaba a casa con bolsas llenas de dinero se convirtió en un verdadero monstruo televisivo. «Es un dinero que había en casa. Él me decía que era normal. Unas comisiones de obras. Y me lo comentaba cuando venía con las bolsas. Toma, esto es de una comisión de unas obras. Guárdalo, no lo podemos poner porque funciona todo el mundo igual». Se repartían así y son legales», contaba. Pero muchas de sus desveladoras declaraciones terminaron pasándole factura y fue imputada en el caso Malaya.

El 27 de octubre de 2014 entró en la cárcel de Alhaurín de la Torre, en Málaga, después de que la Audiencia Provincial de Málaga la condenara junto con su exmarido y la cantante, -entre otros-, a dos años y medio de cárcel por un delito de blanqueo de capitales en sumario que se desprendió del caso Malaya. También se le impuso una multa de 1,7 millones de euros. Aquello la sumió en una espiral de angustia entre rejas.

Estuvo privada de su libertad hasta agosto de 2016, cuando salió de prisión. Desde entonces, uno de sus principales apoyos ha sido su pareja, su mayor aliado, con el que lleva 17 años de relación.

Desea que su familia esté bien «y que esto termine cuanto antes»

A sus 61 años, Mayte Zaldívar está preocupada por el futuro. «»¿Qué va a ser de nosotros después de todo esto?», ha confesado a SEMANA. «Ahora tengo la cabeza en que todos estemos bien y que esto termine cuanto antes», ha admitido. «Me importa que estén bien mis hijas, mis cuñados y mis nietos. Es lo más importante».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here