Antonio Morales, hijo de la desaparecida Rocío Dúrcal, se suma a la larga lista de famosos que han enfermado como consecuencia de la pandemia. El hijo de la cantante y Junior ha revelado en sus redes sociales que ha estado muy enfermo, e ingresado en un centro hospitalario, después de contraer el coronavirus.

«Hoy se cumplen 2 meses de mi ingreso en la UCI del hospital Puerta del Sur, y aunque aún no esté recuperado ni al 💯 %, le doy las gracias a Dios por poder seguir. A mi familia y a mis amigos, y a todos los que sé que me habéis apoyado y animado de alguna u otra forma……GRACIAS!!!!!!! Let’s keep going till there’s fuel!!!!», ha escrito en su cuenta de Instagram.

«Hoy puedo abrazar a los que más quiero»

Gracias al apoyo de sus seres queridos, Antonio Morales ha podido salir adelante. «Gracias a todos los que con sus ruegos y ánimos habéis estado apoyándome a mí y a Bárbara Suances en estos días ‘complicados», ha señalado.

El pasado 23 de abril, tras su regreso a casa, el hijo de Dúrcal celebraba reencontrarse con su mujer y sus hijos. «Por fin!!!! 20 días después de la cuarentena hoy puedo abrazar a lo que mas quiero!!! En el mismo día la revisión, el resultado del pcr (NEGATIVO!!!🎉🥳), y aniversario de novios de mi 💚 @barbara_suanzes !!! Está siendo una primavera muy complicada y muy dura para todos, empezando por los que han perdido a alguien, los que están graves ingresados, y los que hemos estado bastante malitos… en mi caso hoy empiezo a ver un poquito de luz. Sin ellos y mi @barbara_suanzes no sería posible nada de esto. Os quiero», decía.

Sincero ante sus seguidores, Morales se siente agradecido tras haber superado la enfermedad. «Después de 15 días de hospital (8 de UCI), puedo decir, sin ninguna duda, que no hay nada como estar en casa con la familia. Es lo único y verdaderamente importante en este mundo junto con esos amigos que pasan la barrera de la amistad y se convierten también en familia», ha asegurado.

Pasar dos semanas en un centro hospitalario le ha servido para valorar aún más todo lo bueno que han en su vida. Especialmente su familia. «Al final todo vuelve a lo mismo, el círculo que cada uno tiene y que le acompaña en lo bueno y lo malo de la vida, y que por desgracia a veces se nos tiene que dar un toque de atención para que nos enfoquemos y no perdamos la perspectiva de lo verdaderamente importante en este universo. Sin duda, a mí me lo ha dado, y lo sabía y tenía presente, pero nunca está de más que te lo recuerden, aunque haya sido con un susto que gracias a Dios, no ha llegado a más».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here